Elogio del Hombre Ordinario

La vocación de este texto es aproximarse a la “construcción de la noción del hombre ordinario a través de la lectura de las obras de Michel Maffesoli”. Se trata de un ensayo que pretende abordar la “realidad del tiempo presente, de la dinámica social que se construye frente a nuestra mirada y muchas veces con nuestra propia participación, exige una nueva forma de decir lo que pensamos y sentimos de lo social”. Es un trabajo que hace referencia al “hombre ordinario” ya sea objeto o sujeto de ese conocimiento, “no vamos a hablar del conocimiento ordinario como una tendencia de la sociología”. Asimismo, para “mantenernos en el plano del conocimiento, metodológicamente, pues creemos que en la vida ordinaria ser, sentir y pensar son inseparables”, nos centraremos en las características del conocimiento ordinario”.

“Ahora bien, estas características del conocimiento de lo social, es decir: la empatía, el abandono del dualismo; el énfasis en la naturaleza, el sentimiento, lo orgánico y la imaginación, el formalismo; el relativismo; la pluralidad, etc., son precisamente características del conocimiento del hombre ordinario tal y como queremos representarlo aquí”.